Los límites y la comunicación

Bon dia famílies!!

Iniciem les entrades al bloc de cafè pedagògic amb aquest article que ens van fer arribar en una formació:

 

LOS LÍMITES Y LA COMUNICACIÓN

Ordenarnos en el ejercicio invisible del amor, en el acompañar al otro en su camino de crecimiento personal

 

¿Qué vivencia tenemos de nuestra infancia?, ¿lo que “nos sucedía” era tomado en cuenta?, ¿qué necesitamos comprender de nosotros mismos?, ¿sentimos rabia o estamos en paz?

Se requiere un trabajo de introspección permanente. Sin transformación no habrá conexión con los hij@s. La salud emocional de los padres y madres es una necesidad básica para los hij@s.

¿Qué limitaciones afectivas tenemos los adultos que nos impiden relacionarnos con el alma al descubierto? Los niñ@s nos reclaman a gritos que abandonemos los disfraces y que nos hagamos cargo de construir los vínculos desde la realidad emocional de cada uno.

El tema de los límites no es la firmeza con que decimos no, sino que tiene que ver con nuestra capacidad de escucha, la franqueza con que nos dirigimos a nuestros hij@s, el reconocimiento de las propias necesidades, el respeto mutuo y la comunicación tanto verbal como no verbal.

Dedicación, presencia, disponibilidad. O alimentamos las relaciones afectivas con nuestros hij@s, o la vida cotidiana se convierte en un infierno de prohibiciones, con la tensión y el enfado como consecuencia.

El baño, las comidas, los finales de semana, son momentos ideales para el contacto. Para que funcione, tenemos que tener ganas de estar con ell@s, así se irán integrando al ritmo familiar sin que nos demos cuenta.

La estructura emocional y la mirada recibida les marcará para que en el futuro puedan ser ell@s mism@s. Las exigencias y presiones extremas les hacen perder la capacidad de saber qué quieren. Tan acostumbrados a responder al deseo del otro, se pierden de la propia búsqueda.

Una sociedad sana y madura se caracteriza por el agradecimiento hacia atrás y la confianza hacia adelante. Al revés no es saludable.

 

Posibles pautas a tener en cuenta

  • Los límites protegen, no asociarlos con coacción. Poner límites no es ser un tirano. Los límites deben basarse en las necesidades de los niñ@s.
  • Pensar primero en “SÍ”. El “NO” es innegociable, pero debemos utilizarlo como última instancia, no como primera, así no adquiere dimensiones de privar la totalidad del ser. Somos demasiado rápidos para negarles lo que sea, sin detenernos a pensar por qué necesitan lo que necesitan.
  • Los límites han de ser claros, concretos, aplicables, revisables, realistas y amorosos.
  • Establecer las normas en momentos de calma emocional, sin desbordarnos ni desbordarles.
  • Explicar el porqué.
  • Desaprobar la conducta, el comportamiento, no el niño/a ni sus sentimientos. Modificar lo que hacen, no lo que son ni lo que sienten.
  • Funciona redactar un contrato para un tema familiar que cueste. ¿Cómo lo podemos hacer? Negociar.
  • Compartir mucho para no llegar a situaciones donde nos hagamos daño.
  • Podemos rectificar.
  • Ternura y firmeza, es decir, autoridad amorosa, constructiva.
  • Confiar en los hij@s.
  • Hablar menos, más claro, menos alto, desde el corazón y expresar más.

 

 

Para educar a los demás primero has de hacer tú algo muy duro, has de enderezarte a ti mismo. Buda

Los niños tienen más necesidad de modelso que de críticos. Caroline Coats

 

 

 

Un comentari a “Los límites y la comunicación”

  1. Jordi Solé

    Bon article!!! Moltes gràcies.

    Respon

Respon